Buscar
  • El blog de Ara

Carta 11:11 de octubre


Escrita por Arantxa - Fundadora 11:11

 

Esta primera carta 11:11 viene después de un periodo de silencio de mi parte bastante grande. Cambios estuvieron pasando en mi vida y también en mis emprendimientos / empresas que dejaron hace mucho de ser bebés, para convertirse en equipos de trabajo con responsabilidades cada vez más emocionantes, pero también cada vez más retadoras.


Creo que es normal perdernos un poco en la rutina, sobre todo cuando esa rutina está creada a medida de tus sueños; pero cuánto extrañaba tener un espacio un poco más cercano para conectar, para tomar una pausa y recordar que yo también soy emprendedora de corazón y aún siento muchas de las emociones de quién recién empieza esta loca vida (aunque ya esté a punto de cumplir 7 años dedicándome a 11:11).


No sé si ustedes también han sentido que el 2022 ha condensado muchas cosas en poco tiempo. Cosas que no imaginé que pasarían y otras que pensé tomarían aún varios años más, de pronto se vieron sucediendo ahorita, ya y yo teniendo que aprender a lidiar con todo eso.


Dicen que hay que tener cuidado con lo que uno sueña, yo cada vez estoy más convencida de que no se trata de tener cuidado, sino de hacernos cargo. De las responsabilidades que aceptas, de las experiencias que te regalas e incluso de los deseos que pides cuando vez el reloj a las 11:11.


Ahora que ya no tenemos que usar mascarillas, sé que todos queremos fingir que la pandemia no pasó. Pero hay tanta gratitud detrás de estos años de cambios y de los planes que no pasaron, que en el fondo siento que fue y sigue siendo un curso intensivo para aprender a aceptar y ser flexibles. Para saber a dónde queremos llegar, entendiendo que en medio van a haber frustraciones, miedos y toda una vida que puede ponerse por delante.


Al final creo que en nuestros trabajos, la adaptación es imprescindible, al igual que la paciencia. Pero si la vida decidió acelerar todo en tu emprendimiento esta segunda mitad del año, entonces a pisar el acelerador con ella.


Si tienes claro tu propósito, entonces puedes confiar en tus decisiones. Si tienes claro tu propósito, entonces puedes dejar que todo siga su rumbo. Ahí radica la importancia de soñar, porque nos permite visualizar el destino. Pero es igual de importante despertar y darnos cuenta que ponerle check a eso que alguna vez imaginamos, está más cerca de lo que creemos.


Te encuentres en el momento de planificación o de ejecución, no olvides que estás construyendo una #MarcaConAlma y que eso significa que la prioridad es disfrutar el proceso (trabajando mucho probablemente y con emociones no siempre altas), pero recordando siempre que tu emprendimiento es parte de la vida que sueñas y estar bien siempre va a ser prioridad.


Todo lo demás sucede después de eso, si sigues enfocado y si a pesar de la rutina, no te olvidas de seguir soñando.


- Ara






45 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo