Buscar
  • El blog de Ara

Los emprendedores también nos aburrimos de las Redes Sociales

La semana pasada se cayeron las Redes Sociales. El monopolio que controla Instagram, Facebook y Whatsapp falló y por algunas horas todo el mundo parecía desconectado e incluso en pausa.


Algunas personas fueron más productivas, otras automáticamente buscaron formas de comunicación alternativas y los demás (me incluyo en este grupo) simplemente disfrutamos de la vida sin tanta tecnología.


¿Será que una vez que eres emprendedor, las Redes Sociales se vuelven automáticamente sinónimo de trabajo?



Creo que una vez que creas una marca pierdes la "inocencia del usuario promedio". Entiendes que hay estrategias detrás, indicadores planeados y que cada publicación fue creada para cumplir un objetivo; aunque este solo sea "postear algo porque hace tiempo no hay movimiento en mi página".


Al principio siempre es emocionante hablar sobre lo que haces, tu esencia y tus sueños, pero después de un tiempo requiere unas fuertes dosis de motivación y sobre todo constancia, el seguir publicando con la frecuencia inicial.


No es que no queramos, el día a día y nuestro trabajo en sí nos drena muchas veces la energía. ¿Contratar a alguien? Tenemos miedo de que se pierda la humanidad de nuestra marca, el volvernos robots sin alma nos preocupa y si son como yo, delegar lo que es tu bebé, es bastante más difícil de lo que pensaste.


Somos #EmprendedoresConAlma amamos lo que hacemos pero no siempre sabemos cómo comunicarlo. No siempre pensamos que nuestra rutina es interesante. No estamos todo el tiempo inspirados para crear contenido y, aunque no lo creas, está bien.


Todos esos temores son válidos pero hay un propósito, que si ya lo identificaste, sabes que vale la pena mostrar. Vale la pena dejar de lado los miedos y el perfeccionismo. Vale la pena dejar que alguien más se haga cargo si ya llegó el momento.


Porque caer en un ciclo de no acción y temores, de no comunicar(te) a tu audiencia puede hacer que empieces a desconectarte de lo más importante: tu sueño.



Tener una #MarcaConAlma es tener una herramienta para crear tu vida soñada. No es un trabajo más, es uno que tú elegiste, del que has formado parte en cada etapa. Un día a día que has construido con esfuerzo, emoción e incluso frustraciones.


Es difícil pero si podemos recordar y conectar con esa chispa inicial, podemos volver a decidir cada día el camino del emprendimiento (por difícil que se ponga). Podemos dejar de pelearnos con las Redes Sociales y con el contenido. Podemos hacernos el tiempo para comunicar, tal vez no todo, pero si de la manera que funcione para ti (a través de videos, de ideas, de diseños, de audios, de fotos o en mi caso: escribir) y delegar la parte que prefieres no hacer.


La inspiración viene de afuera, pero transformar eso en acciones concretas para tu marca, es trabajo interno y nos ayuda a mantenernos conectados con nuestro por qué. La delgada línea entre saber que las Redes Sociales son parte de tu trabajo pero a la vez es contar con emoción e ilusión lo que amas hacer.


Seguir siendo tú, es lo que hará que tu marca siga siendo humana. Y que tu marca siga siendo humana es lo que hará que te diferencies. La estrategias y el marketing son importantes, pero giran al rededor de todo eso que te hace único. Que nadie te diga que debes perderte en el algoritmo para conectar 💙


- Ara

49 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo